18.5.10

Rusia le dice no al mundial de futbol de 1974


Por: Yamid Galindo Cardona.
En plena guerra fría, Rusia le dice no a la posibilidad de ir al mundial de futbol de 1974, las razones fueron políticas, y crearon un gran impacto en la opinión pública y los aficionados al futbol que esperaban ansiosos el listado final de las selecciones que se disputarían la copa mundial en Alemania 1974. La tradición del deporte de masas es que cada cuatro años los asociados a la Federación de Futbol Asociado –FIFA-, juegan una eliminatoria para clasificar a la ronda final del campeonato que se desarrolla en un país escogido con antelación; en las normas de escogencia –para el mundial reseñado-, se había pactado que el ganador del grupo 9 del torneo preliminar de la zona europea, jugará contra el ganador del grupo 3 de la zona sudamericana -algo que en la actualidad conocemos como repechaje-, significaba la posibilidad de participar de la cita mundialista a través de dos juegos –ida y venida-; precisamente lo anterior le sucedió a la Unión Soviética como representante europeo y a Chile como representante sudamericano. El primer partido se jugó en el viejo continente el día 26 de septiembre de 1973 –a pesar de que el gobierno de la Unión Soviética había roto relaciones diplomáticas con Chile-, precisamente días después del golpe de estado realizado por los militares en cabeza de Augusto Pinochet al gobierno socialista de Salvador Allende; el resultado, un empate a cero que dejaba abierta la fase para cualquiera de los dos equipos, sin saber que los motivos políticos entrarían en juego para evitar que este partido se hiciera en el estadio nacional de Chile.

Ante los sucesos políticos acaecidos por el cambio drástico de gobierno, la FIFA envió una comisión a revisar las condiciones del país para llevar a cabo este evento deportivo, sentenciando que si era factible llevar el partido y definir el clasificado a la justa de 1974, aclarando además que si los rusos no jugaban en Chile y se negaban ir allí, entonces automáticamente quedarían fuera de la Copa Mundial. La Unión Soviética había solicitado a la FIFA que enviará una comisión para verificar las condiciones del Estadio Nacional, además de solicitar un tercer país para llevar el cotejo futbolístico, las razones eran el golpe militar y la utilización del césped y las graderías del escenario deportivo como cárcel de simpatizantes del gobierno derrocado, pero la FIFA insistía que a su organismo no le interesaba las cuestiones políticas o que regímenes imperaban en los países. La nota que la prensa internacional y local publicó, con respecto a la queja del ente deportivo soviético fue la siguiente:

[…] Moscú (Nov. 2) UPI. La Federación Soviética de futbol dijo hoy que la selección no irá a Santiago este mes para jugar el partido de revancha contra el equipo de dicho país y exige que el encuentro sea jugado en una tercera nación. Por consideraciones morales los deportistas soviéticos no pueden en este momento jugar en el Estadio de Santiago, salpicado con la sangre de los “patriotas chilenos”, dijo un vocero de la federación. En Zurich, el secretario general alterno de la Federación de Futbol Asociado (FIFA) Rene Court, dijo que una comisión investigadora del organismo mundial había constatado en Chile que se iban a dar las condiciones necesaria para la celebración del cotejo y que si la selección soviética no iba a la capital chilena a jugar el partido de revancha automáticamente quedaría eliminada del grupo de 16 equipos que participaran el año próximo en la serie de finales de Alemania Occidental. La declaración soviética dice que la Federación propuso a la FIFA que el partido se jugara en el territorio de un tercer país pero que la propuesta fue rechazada por la entidad mundial. “La Unión Soviética formula una resuelta protesta y declara que en las condiciones actuales, cuando la Federación Mundial de Futbol, obrando contra los dictados del sentido común permite que los reaccionarios chilenos le lleven de la mano, tiene que negarse a participar en el partido de eliminación en territorio chileno y responsabiliza por el hecho a la administración de la FIFA”. Dice la Federación Soviética que la junta de gobierno de Chile ha convertido al Estadio “en un campo de concentración para torturas y ejecuciones de patriotas chilenos”.

Ante la negativa de la FIFA a los requerimientos de la Unión Soviética, la federación de este país le envió un telegrama el día 6 de noviembre que anunciaba lo siguiente: “Ante esta decisión de la FIFA sobre la realización de un partido que no es aceptable que los jugadores jueguen en Chile, lamentamos que la FIFA no siga los consejos del sentido común y reconsidere su decisión”. Ante la posición de la federación rusa de futbol, se especuló sobre la posibilidad de un boicot de los países de la Europa Oriental clasificados al mundial de 1974, en este caso Polonia y Alemania Oriental quienes por primera vez hacían parte de la elite mundialista en disputa de un titulo; países que sin embargo sentaron una posición de apoyo al seleccionado ruso, sin declinar su participación, además de aquellos que todavía disputaban esa posibilidad de asistir al mundial como Bulgaria que defina con Chipre su clasificación. Debido al rumor que surgía en el mundo deportivo con respecto a la participación de aquellos países socios de la Unión Soviética, en la fase final de la copa mundo, y los tira y aflojes del ente mayor y la federación implicada, Vladimir Angerski, secretario de la sección de relaciones exteriores de la Federación Soviética de Futbol, anunciaba que la decisión soviética era independiente de lo que decidieran los países europeos del bloque oriental, además: “Jamás pondremos pie en el estadio nacional de Santiago después de lo que sucedió allí, la Unión Soviética objeta el hecho de que ese campo deportivo fue utilizado para mantener prisioneros por la junta militar de gobierno que derrocó al presidente marxista Salvador Allende”.

Según las noticias internacionales, la FIFA consulto a la federación chilena de futbol sobre la posibilidad de trasladar el partido de futbol frente a los rusos a otra ciudad, por ejemplo Viña del Mar, Arica, Rancagua o Concepción, recibiendo un si; pero ante la negativa de la federación rusa, y cumplidos los plazos para una resolución al problema, se decidió que Chile era la clasificada, noticia que emociono a los chilenos, pero que con justa causa afrontaban como una posición especial que debió ganarse sobre el terreno de juego y la lucha deportiva sin la clara interferencia política e ideológica. La selección de futbol de la Unión Soviética al no participar en el mundial de 1974, corto 16 años seguidos de ser animador de este evento desde Suecia 1958 hasta México 1970, también le represento una multa de siete mil dólares que debía cancelar a la FIFA, y supuestamente una indemnización a la federación chilena de futbol que se veía perjudicada al no recolectar por efectos de taquilla medio millón de dólares. En enero de 1974, todavía Rusia tenía esperanzas de que una nueva resolución de la FIFA le diera la razón, y obligará a Chile a jugar en un campo diferente al Estadio Nacional, pero sus esperanzas se vinieron al piso, ratificando al seleccionado suramericano con una votación de 13 a 5: Hungría, Yugoslavia, Unión Soviética y Finlandia votaron por los rusos; Estados Unidos, Francia, Irlanda del Norte, Senegal, y Alemania Occidental, votaron por Chile.

La selección rusa –CCCP- de gira por Cali jugando contra América
Esperando una solución a su querella, y alejados de lo político, los deportistas que representaban a la Unión Soviética salieron de gira por Suramérica, Colombia no fue la excepción, y claro está, Cali una opción. La idea era que jugara dos encuentros contra los equipos de la ciudad, el día 29 de noviembre frente al Deportivo Cali en las horas de la noche y contra América en día 2 de diciembre en las horas de la tarde, al final solo jugaría contra los “diablos rojos”. Los rusos llegaron el día 27 de noviembre a la ciudad y se hospedaron en el Hotel Aristi, las noticias locales indicaban que se encontraban a gusto en la ciudad, que utilizarían la cancha del Limonar que pertenecía a los verdes para sus entrenamientos, y que además poseían una gran estatura y condición física, algo que pondrían en juego frente al América de Cali y los aficionados que llegaran al estadio del barrio San Fernando.


Llegó el día del partido, y a las 4 pm se dio inicio, Rusia formó con Pilgui, Bukievski, Lorchey, Kaplinski, Kankoy, Andriasian, Dalmatoi, Yebrusijian, Alsanski, Chepel, Anichenko. América por su parte formó a Riggi, Escobar quien fue reemplazado por Carabalí, Bautista, Martínez, Jiménez, Plá, Romero que fue suplido por F. Torres, Ospina, Cáceres, Cuero y Torres que fue cambiado por Cervantes; resultado, una constante actual, perdió América por la mínima diferencia, el gol lo hizo Anichenko a los 2 minutos del segundo tiempo, el cronista Alberto Marulanda, escribió lo siguiente:

[…] El futbol mecanizado con desplazamientos rápidos, pases al vacio, llegadas precisas, se impuso al de picardía, de toque y malicia indígena…, la rotación, juego rápido, fue la principal arma que saco a relucir el seleccionado, ante un América que no pudo organizarse debido a la fuerte marcación a que fue sometida. Ambos equipos practicaron en ciertos pasajes futbol fuerte y con alguna mala intención que debió ser sancionada por el juez central Omar Delgado…, Este primer tiempo fue muy entretenido. Ambas escuadras jugaron a su estilo, aunque el seleccionado mostró una mejor estructuración. Se demostró que los puestos en el campo no están escriturados. La rotación de los jugadores rusos desconcertó en muchos momentos al América. Pero el empate a cero goles al liquidarse la etapa inicial lógicamente beneficiaba a los americanos, que como se anotaba al comienzo no estuvieron como en tardes anteriores…, Ya con hombres frescos, los equipos se organizan y comienza un continuo batallar de parte y parte. América se defendió bien. Rusia contraataco por todos los costados, pero la defensa del América supo controlar las acciones de peligro. La Unión Soviética comprende que no debe esforzarse y comienza a tocar el balón mejor que su rival. Sin embargo, América reacciona y pone en aprietos a los rusos. Cuando el partido en los cinco minutos finales se tornó emotivo dada la forma como estaban jugando los equipos, sobreviene el pitazo final de Omar Delgado, para dar por concluido el cotejo, con triunfo para la selección frente América.

Conclusión
Lo sucedido con la selección de futbol Soviética y Chile a vísperas del mundial Alemania 1974, es un hecho histórico que involucra la política y el deporte, crea cierta suspicacia ante la pregunta: ¿por qué si ya habían cortado relaciones con Chile, y analizaban la situación del Estadio Nacional como un hecho oscuro por ser este espacio un sitio de reclusión y asesinato de civiles, no asumieron una postura radical que incluyera no jugar el partido de ida en Moscú, y solo lo hicieron cuando el resultado no les favoreció? Seguro la posición de la Federación de Futbol Soviética estuvo influenciada y ordenada desde las altas esferas del poder ruso, resaltando que era el periodo Leonid Brézhnev como Secretario General del comité central del partido comunista –PCUS-, tal vez el gobernante, aconsejado por su directorio, opto por asumir una conducta ejemplarizante para el deporte internacional y su bloque político, algo que puso en la opinión publica mundial la situación chilena, pudiéndose considerar el primer acto de protesta internacional en contra de la dictadura militar, aspecto que mediáticamente pudo beneficiar a muchos seguidores de Allende para salvar su vida, y salir al exilio. Finalmente, volvemos a recordar por estos días los mundiales de futbol y sus campeones, los futbolistas con sus jugadas y goles; observamos en las calles y diversos espacios los aficionados comprando láminas para llenar el álbum Panini; la publicidad televisiva nos anuncia que quedan pocos días para iniciar el mundial en el continente africano, sin embargo muchas historias ocultas y por recordar están ahí para ser descubiertas y relatadas para aquellos aficionados a la redonda, así nuestro país este ausente de esa fiesta.

Fuentes
-El País, Cali, sábado 3 de noviembre de 1973. Eliminada la Unión Soviética.
-El País, Cali, miércoles 7 de noviembre de 1973. Chile, noveno clasificado.
-El País, Cali, martes 13 de noviembre de 1973. Autoeliminada la Unión Soviética.
-El País, Cali, viernes 30 de noviembre de 1973. Solo contra América juega URSS.
-El País, Cali, lunes 3 de diciembre de 1973. A media maquina ganaron los rusos.
-El País, Cali, domingo 6 de enero de 1974. FIFA pisoteó normas éticas.
-El País, Cali, domingo 6 de enero de 1974. Confirmada eliminación rusa.
Imágenes
-Selección de la Unión Soviética. -El País-
-América y Rusia en el Pascual Guerrero. -El País- 
Publicar un comentario