6.1.11

¿Cuánto gana un Licenciado en Historia?

Sumergido en la internet encontré una página llamada “Universitarios.CL”, allí alguien que se hace llamar Bels pregunta el 23 de abril de 2007 ¿Cuánto gana un Licenciado en Historia?, la pregunta me pareció particularmente boba e interesante. Además el amigo agregaba “si me pudiesen ayudar por favor les agradecería pretendo estudiar eso y me gustaría saber”. De entrada se asume un desconocimiento total de la disciplina y un interés netamente económico, dos errores comunes que algunos jóvenes cometen a la hora de decidir que estudiar en nuestras universidades públicas, agregando que igualmente existen otras circunstancias que individualmente se suceden en los diversos entornos familiares y sociales. En el blog titulado “asuntos académicos” ya había tratado un poco el tema, sin embargo no sobra repetir algunos puntos, como por ejemplo que en nuestra disciplina algunos entran porque les alcanzó el puntaje de la prueba de estado y es un enganche para entrar a la universidad, o porque en esta carrera “las áreas de matemáticas no están en el pensum”, triste realidad que aún sucede y sucederá ante nuestro sistema educativo y las características individuales de algunos estudiantes que llegan a los Departamentos de Historia.


Retomando el tema ¿Cuánto gana un Licenciado en Historia? es necesario indicar que si un entusiasta estudiante se plantea esta incógnita, entrará en una gran depresión ante las historias de sus compañeros de carrera y graduados, ahí la letra de Lavoe “la calle es una selva de cemento, y de fieras salvajes como no, ya no hay quien salga loco de contento, donde quiera te espera lo peor”, se da al pie de la letra. Pocos tienen la opción de encontrarse con un buen trabajo remunerado mientras realizan sus estudios, las oportunidades normalmente en nuestras universidades se dan en las monitorias de diverso índole, las que sirven para la profesión por la experiencia que se adquiere relacionado con la asistencia de investigación en un proyecto, algo que generalmente se realiza con un profesor tutor y que se vincula a la tesis de grado; las monitorias administrativas en las diversas dependencias, las que amañan a muchos estudiantes que relajados descuidan el verdadero objetivo dirigido a finalizar su carrera o las que cercanas a la profesión parecieran convertirse en el punto de llegada para quedar vinculados con una entidad pública, como por ejemplo el archivo de la institución. Otros estudiantes durante su trasegar académico se vinculan a la enseñanza de las Ciencias Sociales en colegios pésimos, regulares y por defecto alguno que se sale de la línea citada, afrontando un espacio dificultoso, mal pago, y extenuante, una tripleta que aumenta los semestres de estudio de estos “valientes profesionales” y los enfrenta ante la realidad de nuestro sistema educativo.

Las posibilidades después de recibir el título siguen siendo desalentadoras, los Licenciados en Historia no salen a enseñar netamente historia y en el peor de los casos ni la enseñan, porque algunos deciden afrontar otros espacios profesionales o se instalan en los ofrecimientos estatales que por concurso se ofrecen y son mal pagos –ahí un dato para Bels-. Unos se acercan a continuar los estudios de postgrado, con suerte ganan becas en universidades privadas de gran reputación mercantilista y en algunos casos sobrevaloradas; otros deciden el camino de las universidades públicas con todos sus enmarañamientos; finalmente aquellos que salen de la frontera y asumen otro espacio, una ola entusiasta que podemos advertir en algunos “amigos” por medio de las redes sociales. En ese panorama descrito está el presente y futuro de los que decidimos ser Licenciados en Historia, todos con un camino diferente y una experiencia digna de relatar para conocer alcances y fracasos, porque definitivamente como en todas las disciplinas, el compromiso, dedicación y pasión por lo que se hace, se convierte en el sustrato básico que define la vocación de quien se enfrenta y entrega desde cualquier espacio al oficio de enseñar e investigar la disciplina histórica.

Anexo
La pregunta de Bels tuvo respuestas de diverso índole –seguro de algunos países latinoamericanos- presentando dos opiniones tal cual como fueron publicadas con sus errores, una constante en nuestras redes de comunicación virtual:

-Danitah: primero que todo no en mi forma e pensar no puedes estudiar una carrera por el dinero... sabemos que al final de cuentas es muy importante pero al estudiar historia lo tienes que hacer por vovacion ya que es una carrera en donde te vas a desempeñar como docente o muchas veces realizando investigaciones
y como sabemos la docencia en nuestro pais no es algo que te de una gran remuneración.
no dejaré de responderte y al principio no vas a ganar mas de 350.000, con el tiempo tienes que seguir estudiando para poder llegar hacer clases en la universidad en donde puedes esperar un mejor sueldo.

-Epyon: jajaja ke forma de pensar????, yo por lo corto del post no me doi cuenta de su forma de pensar...por lo demas no ganan mucho solo con la licenciatura, genrealmente hay ke optar a la pedagogia para obtener dinero... a no ser ke tengas suerte y escribiendo un libro o que te contrate una editorial para las re ediciones de los textos..... en fin. lic en Historia yo la estudio mas por el amor al arte, tengo claor que no ganare muxo dinero, pero prefiero ser feliz jaja.

Ver:
http://www.universitarios.cl/universidades/historia/18716-cuanto-gana-un-licenciado-en-historia.html

Entonces invito a los Licenciados en Historia para que aporten su experiencia al confundido Bels, que tal vez se encuentra en pleno camino de sus estudios, o por el contrario ya desertó hacia otros campos profesionales, seguro con sus opiniones sobre las ganancias obtenidas, podrán entusiasmar a otros expectantes jóvenes que cavilan si esa es la carrera profesional a realizar..., difícil elección.

Publicar un comentario