19.3.14

Empresarios del cine en Buga -1918-

En el año 1918 se publicó un “pesado” y voluminoso libro de 725 páginas titulado Libro Azul de Colombia: Bosquejos biográficos de los personajes más eminentes, con el subtitulo: Historia Condensada de la República, artículos especiales sobre comercio, agricultura, y riqueza mineral, basadas en estadísticas oficiales. Recogiendo información de todas las regiones del país,  el valor agregado del documento son las imágenes que en algunos casos soportan el dato, convertido en valioso para registrar y sumar a temas de investigación de interés individual. El caso particular está dirigido a un ejemplo registrado en el Valle del Cauca con respecto al cine, y que exponemos a continuación.

-Empresarios teatrales Uribe, Concha & Pinedo
El texto se ubica en la ciudad de Buga e indica: “Especialidad en películas. Compran y toma en arriendo las últimas novedades cinematográficas, para los Departamentos de Caldas y el valle. Atienden toda propuesta par espectáculos teatrales. Capital responsable: $50,000.  Residencias: Emmanuel Pinedo, Cali, Valle; Francisco A. Uribe, Pereira, Caldas; Tulio Concha, Cali, Valle; Uribe, Concha & Pinedo, Buga, Valle” (pg. 692). Los tres personajes posan para la foto, en la acera de una casa tradicional bugueña de tapia baja y techada, y una calle empedrada, cada uno se ubica en perspectiva al espacio, y los objetos de su negocio fílmico de exhibición entre los que se encuentran carteles, latas de películas, y fotos que se ubican en la pared como decoración del entorno, sumando una pequeña maquina de escribir que se sostiene en un trípode, y lo que parece un rollo de película de un proyector que alcanza el registro del fotógrafo.


Emmanuel, Francisco y Tulio, debieron sentirse satisfechos al ser escogidos como representantes de un oficio donde participaban pocos, y del cual se sentían influyentes en los espacios geográficos que ponen en la nota. Comerciantes del cine, podríamos conjeturar que los teatros bugueños que usaban los servicios fueron el Teatro Granada –Cra. 12. Calle 9ª.- y el Teatro Montúfar –Cra. 14 Calle 7ª-, fantasmas de un pasado desconocido, sin voz en la tradición oral, y ausentes en su arquitectura local. La exhibición cinematográfica también debió presentarse en espacios alquilados por los ofertantes, negocio primitivo de los inicios del cine que todavía en el segundo decenio del Siglo XX se concebía exitoso, teniendo en cuenta que en Colombia ya los hermanos Di Doménico traían fortalecido el oficio desde la capital, por lo tanto los tres empresarios se movían en otras esferas donde tal vez el monopolio de los extranjeros no alcanzaba y la competencia no existía, quedando lamentablemente sin especificar las obras que se ofrecían, su nacionalidad, títulos, etc.


El dato presentado suma a los influjos por una historia del cine en el Valle del Cauca y sus circuitos de promoción y exhibición, los cuales han estado dedicados, casi en su totalidad, a la ciudad de Cali, centro promotor cinematográfico de influencia  para el país por las obras realizadas en sus diversos periodos, desde el silente, hasta la actualidad fílmica de sus nuevos cineastas. Finalmente, para beneficio de la región, hay una creciente incentivación de festivales y trabajos que recrean nuevas historias de ficción y documental de la vida cotidiana local, “rostros y rastros” anónimos que se convierten en movida audiovisual del presente.  

 Texto de consulta
-Jorge Posadas Callejas ed., Libro Azul de Colombia: Bosquejos biográficos de los personajes más eminentes, The J. J. Little & Ives Company, New York, 1918.
-Imágenes editadas por el autor del blog.      

Publicar un comentario