21.5.15

Sucesos interesantes del año 1924 para un señor de 91 años

¿Qué sucedió en Colombia y el resto del mundo en 1924? Acontecimientos que marcaron el derrotero de la vida que descubrimos en ciertas situaciones del acontecer cultural, político, y social; las cuales tienen relevancia en el establecimiento de un ejercicio práctico de representaciones derivadas del ingenio y la cotidianidad de los seres humanos. Por lo tanto, hoy recuerdo a mi padre, don Bernardo en sus felices y saludables “91 mayos”, mostrando algunos momentos que movieron nuestros “hilos del tiempo”; de ese año, al nuevo milenio, mucha agua ha corrido por su piel: políticos liberales y conservadores, violencia partidista, violencia paramilitar, curas, santos, iglesias, amigos idos, negocios fracasados, fincas trabajadas, cafés cosechados, tintos tomados, aguardientes, discusiones, lecturas pasadas y presentes, andares, fatigas, proyectos, familia, hijos, nietos, y mucha honestidad. La fiesta de su vida sigue, se mueve como la estrofa del poeta, “caminante no hay camino, se hace camino al andar”. 
         

Hace 91 años en el mundo político internacional, fallece en Rusia Lenin el 21 de enero, y José Stalin asume el control de la maquinaria del partido comunista. En México, el presidente Plutarco Elías Calles inicia un gobierno de tendencia anticlerical, por su parte en Cuba se implanta la dictadura de Gerardo Machado hasta 1931.

En la literatura Pablo Neruda, el gran poeta chileno, publica Veinte poemas de amor y una canción desesperada. Thomas Mann escribe una afectuosa crítica a la cultura alemana en La montaña mágica; y André Breton publica el Manifiesto surrealista, que proclama el dominio del inconsciente en todas las artes. En China se abroga  una norma del siglo XIX  que prohíbe actuar a las mujeres. En Alemania el director de cine Erich Von Stroheim, estrena su obra maestra Avaricia.  

Colombia por su parte era administrada por un político conservador venido de la Regeneración desde 1886 llamado Pedro Nel Ospina. Además se sorprendía ante la muerte en Pamplona a los 123 años el prócer de la Independencia Manuel Pedro Hernández.  Son descubiertas en Sogamoso las ruinas del Templo del Sol, en el que los chibchas rendían culto a su máxima deidad. 

Terminan de rodar el largometraje colombiano Aura o las violetas, basada en la novela homónima de José María Vargas Vila, dirigida por Pedro Moreno Garzón, y producida por la casa Cicla de los hermanos Di Domenico. Se inaugura en Bogotá el cine Faenza. Una Comisión Indígena de la Guajira presenta al Presidente de la República varias quejas sobre las malas condiciones de vida de los indios.

Se instala en Bogotá el Primer Congreso Obrero Nacional. En el Teatro Municipal es coronada la señorita Aura María Amaya como Flor del Trabajo. En Washington, ante el Secretario de Estado, Mr. Hughes, se reúnen el doctor Enrique Olaya Herrera, Ministro de Colombia, y el doctor Ricardo J. Alfaro, Ministro de Panamá, y anuncian el formal reconocimiento de la República de Panamá por parte del Gobierno de Colombia, y el establecimiento de relaciones.

Se estrena en el Teatro Faenza de Bogotá el largometraje Nacional La Tragedia del Silencio, segunda película que realiza y dirige este año Pedro Moreno Garzón. La cinta es calificada por la crítica como “acaso una de las mejores producciones de la cinematografía colombiana.” Alcanza lo que no ha logrado ningún filme extranjero en Bogotá: una semana completa de representación consecutiva.

Fallece en Girardot el admirable cronista Luis Tejada, cuyo Libro de Crónicas, que recoge buena parte de las publicadas en El Espectador, se había editado en marzo de este año. Luis Tejada es uno de los clásicos de la literatura periodística y su muerte prematura priva a nuestras letras de uno de sus cultores más brillantes.

Estalla el escándalo por los desfalcos en el Ministerio de Guerra. El 30, presionados por la opinión pública, se ven obligados a renunciar el Ministro de Hacienda y Crédito Público, Aristóbulo Archila; el Contralor General de la Nación, Leandro Medina; y el Tesorero General, Augusto Martínez. La Cámara nombra una Comisión Investigadora.

En pocas horas se agota en las librerías la primera edición de la primera novela de José Eustacio Rivera, La Vorágine, que alcanzará gran renombre internacional y conformará uno de los hitos de la narrativa hispanoamericana. Ha sido traducida a todos los idiomas y llevada al cine.

Queda el pasado, sigue en el presente. ¡Aguante!

Textos de consulta
Los datos fueron sacados y editados de:
-Los Hilos del tiempo, Historia Mundial Año tras Año desde 1492, Editorial Norma, Bogotá, 1992.


Publicar un comentario